Inicio » Sala de prensa » Orden de demolición anulada por los Juzgados de lo Contencioso de Lugo

Orden de demolición anulada por los Juzgados de lo Contencioso de Lugo

por | Mar 22, 2024 | 0 Comentarios

22.03.2024 | Los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo de Lugo anulan una orden de demolición de una vivienda en Paradela.

 

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Lugo, ha anulado recientemente una orden de demolición que el APLU (Axencia Galega de Protección da Legalidade Urbanística) había dictado en 2019 sobre una vivienda en el municipio de Paradela. 

La edificación sobre la que recaía la demolición, consta de una vivienda de dos plantas a ladrillo visto con cubierta plana, situada en el término municipal de Paradela (Lugo), en suelo rústico de protección agropecuaria y que data del año 1986 cuando fue edificada sin licencia. 

Hechos

Los hechos se remontan a 2017 cuando los propietarios de la vivienda, que ya llevaba construida más de 30 años, solicitaron al Concello de Paradela que certificase la situación de fuera de ordenación de la edificación por haber caducado la acción de restauración de la legalidad urbanística.  Asimismo, y una vez el Ayuntamiento hubo emitido dicho certificado confirmando dicha situación jurídica, solicitaron una licencia para enfoscar las paredes de la edificación que se encontraban en ladrillo visto y la misma les fue concedida aunque no se llegó a ejecutar. 

Posteriormente, en 2019, la APLU se percata de la existencia de dicha edificación e incoa un procedimiento de restauración de la legalidad urbanística. Dicho procedimiento finalizó con la orden de demolición ahora anulada por el Juzgado, por considerar que la obra estaba sin terminar por estar la misma sin rematar al no estar enfoscada. 

Fallo

La Sentencia que recientemente ha anulado la citada orden de demolición recuerda al APLU lo que la propia Ley del Suelo de Galicia recoge en su art. 153 que establece que “son obras totalmente terminadas todas aquellas que se encuentran dispuestas para servir al fin a que estén destinadas y en condiciones de ser ocupadas sin necesidad de obras complementarias, salvo, en su caso, las relativas a los revestimientos exteriores y cubiertas que no resulten exigibles como condición técnica de seguridad de la edificación”, y por tanto, considera que la vivienda sobre la que recaía la demolición sí estaba totalmente terminada y dispuesta para ser usadas ya que de facto llevaba siendo usada y sirviendo como vivienda desde hacía más de 30 años. 

Fuente: “elprogreso.es”

Redactor: Equipo de prensa de Vélez Dorado.

Publicaciones y noticias relacionadas: 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *