+34 911 01 37 11 info@velezdorado.com

Delito contra la faunaVamos a estudiar si se considera delito contra la fauna cazar una especie cinegética en período de veda. Es decir, no hablamos de cazar alguna especie que esté prohibida su caza, sino de dar caza a alguna especie que, aun estando autorizada su caza, no se encuentre en periodo hábil para ello.

 

Supuesto:

El supuesto a estudiar es el siguiente: dar caza a una especie cinegética durante la veda pero que, estando fuera de la veda, estaría totalmente permitido cazarla. Por ejemplo, cazar un corzo fuera del período habilitado legalmente para ello.

Estudio del supuesto:

Para saber si es delito contra la fauna cazar una especie cinegética en tiempo de veda, tenemos que remitirnos a nuestro Código Penal, al artículo 334 y 335. El 334 castiga con penas de cárcel de 6 meses a dos años de cárcel y, el 335 castiga con penas de 8 a 12 meses de cárcel (entre otras). Pero veamos qué establecen estos artículos y por qué existen estas diferencias:

Artículo 334

Será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años o multa de ocho a veinticuatro meses y, en todo caso, inhabilitación especial para profesión u oficio e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de cazar o pescar por tiempo de dos a cuatro años quien, contraviniendo las leyes u otras disposiciones de carácter general: a) cace, pesque, adquiera, posea o destruya especies protegidas de fauna silvestre;

Como vemos, éste artículo se refiere al que cace especies protegidas de fauna silvestre y, por tanto, en ningún caso cazar una especie cinegética en veda, puede ser un delito contra la fauna del 334, ya que si la especie es cazable (aunque estemos en periodo de veda), es que la especie no es considerada protegida.  Donde sí habría delito contra la fauna del artículo 335 sería, por ejemplo, si se cazase un águila real o un lince ibérico, porque evidentemente esas especies sí se encuentran legalmente protegidas.  En concreto, se encuentran protegidas por el Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.

Un ejemplo de este delito lo podemos poner en Grazalema, donde en el año 2014 se le reclamaba al gestor de un coto intensivo de caza 180.000 € y dos años de cárcel por la muerte de un lince ibérico. Pero no estamos hablando de estos supuestos, por lo que podemos concluir en este punto que cazar una especie cinegética durante la veda, no es un delito del 334.

Ahora vayamos al delito contra la fauna tipificado en el artículo 335, que es el que más duda ofrece.

Artículo 335

El que cace o pesque especies distintas de las indicadas en el artículo anterior, cuando esté expresamente prohibido por las normas específicas sobre su caza o pesca, será castigado con la pena de multa de ocho a doce meses e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de cazar o pescar por tiempo de dos a cinco años

Como vemos, se refiere a especies distintas a las indicadas en el artículo anterior, es decir, a especies que no tienen por qué ser especies protegidas de fauna silvestre y, además, establece que esté expresamente prohibido su caza por las normas específicas sobre su caza o pesca.  Aquí es donde surgen las dudas, ¿que quiere decir que esté expresamente prohibida su caza por las normas específicas sobre su caza o pesca?.

Se podría pensar que, aunque el animal en cuestión fuera una especie cinegética (cazable), si su caza se practica en periodo de veda, estaríamos hablando de un delito contra la fauna del artículo 335, porque efectivamente es una especie que no está protegida, pero que que existe un período de veda. Sin embargo, esto no es así, ya que estamos hablando de una caza que afecta a una especie autorizada, si bien sometida a un régimen especial de permisos y limitaciones. En otras palabras: quien caza una especie en veda es porque existe un periodo en el que sí puede ser cazada (es cinegética), por tanto, no está cometiendo ningún delito contra la fauna, sino que lo que está cometiendo es una infracción administrativa, que puede considerarse muy grave.

Jurisprudencia al respecto:

  • Sentencia Tribunal Supremo 08.02.2010:

“…la captura de un ejemplar en una especie cuya caza está autorizada previa licencia o permiso especial, careciendo del mismo o fuera de los límites geográficos, temporales o cuantitativos administrativamente establecidos, constituye una infracción administrativa, pero no se integra en el artículo 335 del Código Penal, pues éste concreta su prohibición a la caza o pesca de especies no expresamente autorizadas, y no puede extenderse a otros supuestos distintos no comprendidos expresamente en el mismo. (art. 4.1 Código Penal 1995)”.

  • Sentencia Tribunal Supremo número 1726/2002 de 22.10.2002:

“…lo sancionado es la caza o pesca de especies para las que no exista la previsión de autorización, pero no la de aquéllas respecto de las cuales pueda darse tal posibilidad, por hallarse normativamente prevista, aun cuando condicionada a la obtención de una habilitación específica”, señalando más adelante que “la caza afectó a una especie autorizada, si bien sometida a un régimen especial de permisos y limitaciones”, lo que hace que la conducta sea atípica.

  • Sentencia Audiencia Provincial de Burgos 517/2012, de 26.11.2012

“En el supuesto objeto de enjuiciamiento resulta que el corzo es un animal que como especie cinegética puede ser objeto de caza, con la debida autorización y dentro de lo periodos reglamentariamente previstos. Así el artículo 43 de la Ley de Caza de Castilla y León no establece la prohibición de cazar el corzo. La Juzgadora argumenta que la prohibición expresa viene consignada en número uno: ” Se prohíbe cazar en los períodos de veda o fuera de los días hábiles señalados en la orden anual de caza, salvo lo dispuesto en los planes cinegéticos.” Sin embargo ello constituye una prohibición genérica que afecta a todas las especies cinegéticas haciendo referencia a la época de temporada de caza, pero no a la concreta especie, la cual tampoco aparece como prohibida en la Orden Anual de Caza de la Junta de Castilla y León para el periodo anual de 2.010.”

Por ello entendemos que debe ser acogido el motivo del recurso y absolver al recurrente del delito previsto en el artículo 335 del Código Penal por el que venía siendo condenado.”

  • Sentencia Audiencia Provincial de Madrid de 04.10.2010:

“…quedan fuera del ámbito del tipo las actividades de caza o pesca respecto de especies que no están incluidas en el artículo 334 del Código Penal, esto es, aquellas especies efectivamente amenazadas, respecto de las cuales esté prevista de alguna forma, alguna posibilidad de autorización, puesto que lo que se viene a sancionar en dicho precepto no es la falta de autorización administrativa, sino una conducta atentatoria al medio ambiente al producir efectos negativos sobre determinadas especies de flora y fauna respecto de las cuales no esté prevista la posibilidad de realizar tal conducta mediante la oportuna autorización administrativa. De esta forma se impone una interpretación restrictiva del requisito típico de que la caza de dichas especies esté expresamente prohibida, es decir, no quedan incluidos los supuestos de prohibición genérica que pueda estar, sin embargo, sujeta a un régimen especial de autorización, puesto que tal y como establece la citada sentencia no se sanciona la falta de autorización administrativa que, en su caso, pudiera haberse obtenido, sino que debe imponerse una interpretación restrictiva del tipo penal, que en nuestro caso resulta además acorde además con el hecho de que el propio Legislador haya considerado de forma específica”

Conclusión:

Podemos concluir que si sobre una especie no existe normativa que establezca expresamente que esté prohibida su caza, no se estaría cometiendo delito contra la fauna alguno, eso sí, el hecho sería perseguible fuera de los cauces del derecho penal, esto es, a través de la legislación administrativa y más concretamente, a través del régimen sancionador de las legislaciones en materia de caza y pesca de las comunidades autónomas, que podrá encontrar en nuestro buscador de normativa cinegética.

¿Tiene alguna duda?

Puede ponerse en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso.

Redactor: Equipo de Vélez Dorado. Área de Penal Urbanístico y Medioambiental.