+34 911 01 37 11 info@velezdorado.com

Imagen de la caseta. Fuente de la imagen “menorca.info”

22.12.2020 | El propietario de una construcción en suelo rústico en Maó se enfrenta a 12 multas coercitivas de 2.060 euros cada una, si no ejecuta la orden de demolición que recae sobre la construcción. 

 

El Consorcio de Suelo Rústico del Consell, ha impuesto una multa coercitiva, al propietario de una construcción situada en el término municipal de Maó sobre suelo rústico, por no ejecutar la orden de demolición que recae sobre el edificio. Además el Consorcio podrá reiterar esta multa durante 12 meses si no se procede a la demolición. 

Transcurridos los 12 meses, si el propietario no ha ejecutado la orden de demolición, será el propio Consorcio quien la ejecute subsidiariamente, eso sí, cargando los gastos al propietario. 

La propiedad de la parcela a pesar de tener licencia para la reforma de una caseta (concretamente para cambiar la cubierta) ya existente en la finca, no se ajustó a la misma, y amplió 10m2 su tamaño, y por tanto, el Consorcio dictó una orden de demolición para la caseta. El asunto pasó por los tribunales y finalmente el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares ratificó la orden de demolición dictada por el Consorcio. 

Por el momento, cabe esperar para ver si es el propietario quien decide ejecutar la orden de demolición, o si por el contrario, tendrá que hacerlo la Administración. 

Fuente: “menorca.info” 

Redactor: Equipo de prensa de Vélez Dorado. 

Publicaciones y noticias relacionadas: 

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar